Carta abierta de uno de los fundadores del club

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

En nombre de los que iniciamos el 07/04/2000 la aventura de Black Demons:

En los años 90 experimentamos un nuevo deporte que aportaba valores que otros no nos daban. Las vivencias que tuvimos con el fútbol americano fueron muy difíciles de olvidar. En el instituto éramos los raros por practicarlo, muchos apodos nos ponían, pero no era algo que nos preocupara, aun estando en una época en la que sino bailabas al son de todos, lo normal era que te dejaran de lado.

De la necesidad de rescatar lo vivido en la categoría júnior y equipo B de Panteras nace este club.

Podemos decir sin temor a equivocarnos, que este deporte ha marcado el resto de nuestras vidas y, aún más, afirmar que Black Demons es un pilar clave en ellas.

Como primeros integrantes del club, afirmamos que el decálogo y valores de Black Demons no son eslóganes sin más. Son realidades que se fueron escribiendo, línea tras línea, a través de las circunstancias vividas a lo largo del proceso de creación de este equipo.

Iniciamos la andadura sin recursos ni experiencia en la gestión de un club, pero con un enorme compromiso que era muy difícil de frenar.

Tres virtudes adquirimos con la aventura:

  • Humildad: fundamental y necesaria en el día a día. Como se suele decir, el mejor ejecutivo de una empresa es quien ha pasado por todos los puestos inferiores, y Black Demons ha crecido desde abajo.
  • Constancia: porque jamás nos rendimos tras cada puerta cerrada. Porque de cada partido perdido nosotros mismos nos marcábamos el siguiente objetivo. No era necesario que nuestro coach pidiera más intensidad o más dedicación. No había opción a no intentarlo.
  • Hermandad: My team, my family. Porque no concebíamos el estar separados, porque la amistad era el eslabón que unía toda la cadena, y cuando tienes compañeros de equipo que son tus amigos, no hay cizalla que pueda romperla. No teníamos suficiente con vernos tres veces por semana, siempre había que organizar algún evento para volver a estar juntos, y esa necesidad fortalecía el vestuario.

El jugar con equipaciones prestadas, material heredado, guantes hechos a mano…. no nos hacia pasar vergüenza, nos daba más valor a cada hito que lográbamos. De ahí el saborear cada triunfo con más intensidad.

No queremos despedirnos sin transmitir nuestro cariño y agradecimiento a todos los que han pasado por este club. Y no nos referimos sólo a jugadores, nos referimos a todo el conjunto; familias, amigos, parejas, empresas y estamentos oficiales como el Ayuntamiento de Las Rozas, que desde el inicio nos dio el lugar donde reunirnos y el apoyo para crecer.

Cada persona que ha llevado este escudo merece todo el respeto y admiración de los que iniciamos este proyecto. Especial mención a los que no están y sus familias, los llevamos muy presente con nosotros.

Orgullosos de estos 20 años, y muy emocionados, os damos las gracias a los que leéis estas líneas, porque con el simple acto de hacerlo nos sentimos recompensados.

Terminamos con un mensaje a las nuevas generaciones, de cualquier categoría o modalidad del club, a los que lleváis pocas temporadas y os cuesta dar un paso adelante. NO os sintáis intimidados, todos fuimos rookies. No entréis de puntillas, la puerta esta abierta de par en par. Porque siempre nos hemos mirado todos a la misma altura como partes fundamentales para luchar en conjunto. Reforcemos el vestuario y tengamos hoy, más que nunca, ganas de volvernos a ver.

No hay Opción! Siempre Demons!!

Juan Antonio Lopez Morales – Miembro fundador de Black Demons

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail